sábado, 12 de julio de 2008

Naomi Watts en 21 Gramos

Es una mirada triste la que tiene en esta escena, se mezcla la belleza con la tristeza. Y todo esto en la cama, después de haber hecho el amor. El que está en la cama es Sean Penn. Y la película es muy rara y retorcida, ya que se basa en los 21 gramos que pierde el cuerpo humano cuando se muere, los cuales corresponderían al alma que se vá.
Quería poner a una de las actrices más lindas del cine, a la rubia Naomi Watts. Ella en sí misma es una obra de arte, viéndola parece perfecta como una muñeca rusa, como en Promesas del Este. O como en King Kong, donde ni siquiera el mono gigante pudo resistirse a sus encantos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTOY DE ACUERDO, ELLA MISMA ES UNA OBRA DE ARTE !!!

Lazzaro dijo...

Yo también estoy de acuerdo. Tan sólo su rostro es una oda a la belleza, la naturaleza la pintó con sus mejores pinceles.